Posts etiquetados ‘reflexión’

Artículo de opinión. Por Vincent V.G.

19/06/2011

Veo con estupor una noticia en la TV, que me ha dejado pensando, es una de esas noticias a las que por desgracia deberemos irnos acostumbrando, porque si no somos capaces de poner freno a esta situación, se va a repetir y se va a ir haciendo extensiva a cada vez más gente, a medida que reflexionaba sobre la misma sentía que la indignación y la rabia se iban apoderando de mí, la noticia habla de que cada vez se ve a más gente recogiendo comida sobrante de mercadillos, gente cada vez más variada, inmigrantes, indigentes, jubilados….. y parados, por lo que no debemos descartar, que en un futuro inmediato veamos entre los buscadores a algún conocido, a algún vecino e incluso a algún familiar, ya no solo son los indigentes los que vemos en estos menesteres, y es que por desgracia la línea que divide este “estado de bienestar” con el infierno es cada vez más difusa,  triste, verdad?, a continuación en la misma TV podemos ver el parlamento y sus escaños semivacíos, con nuestra clase política entregada a la discusión, entre bostezos, risas, pataleos, abucheos, chascarrillos y alguna que otra rima graciosilla, echándose en cara tal o cual cosa, o apostando a ver quien la tiene más larga, como diría un conocido cantautor, al tiempo que se afanaban en ver como recortar más derechos a los trabajadores, a los parados, a los pensionistas,  en fin haciendo lo que mejor se les da, ser fieles a sus amos, a los nuevos dioses, a los mercados, esos mercados que les dictan como actuar y como dejar que las gentes se empobrezcan cada vez más, mercados que no ponen limites a su voracidad, o acaso no hemos oído todos aquello de, -esta medida tranquilizará a los mercados-, tranquilizará, hablan de ellos como si de una fiera sanguinaria e implacable se tratara, tranquilizará a los mercados, como si esa fiera estuviese hambrienta y sedienta y hubiera que tranquilizarla ofreciéndole cada día más y más, y ella a su vez  se va haciendo más y más voraz, más y más insaciable, por lo que debemos asistir impotentes al espectáculo de ver como sus señorías van acordando medidas y reformas que calmen al monstruo, contándonos a continuación que son necesarias para arreglar los problemas de la gente, da gusto ver lo bien que se lo pasan en el parlamento  mientras nos dicen que están arreglando el mundo, ese mundo que anda entre los basureros y la sobras de los rastrillos buscando algo que comer.

Haciendo reflexiones sobre todo esto, se me ocurre que para aplacar la ira de los nuevos dioses, es decir los mercados, una propuesta, o reforma como se dice ahora, propongo que exterminemos a todos los que no producen y generan gastos insostenibles al sistema  es decir indigentes, inmigrantes, parados, y jubilados, seguro que esta medida tranquiliza mucho a los amos, y hará subir las bolsas, y además hará que nuestros gestores se ganen unas buenas palmaditas en la espalda, y un premio que aceptaran contentos y orgullosos meneando su rabito, pero se me ocurre además, no hacerlo masivamente como se le ocurrió no hace mucho a un tipo bajito , con bigote, y con mucha mala leche, propongo hacerlo despacio, sin prisas, poco a poco, anunciando a bombo y platillo cual colectivo y en que cantidad aniquilaremos el próximo día tal, o una suerte de lotería semanal, pero negativa, es decir de mala suerte, e irlos llevando poco a poco al matadero, también se me ocurre que podría ser un espectáculo publico, montaríamos un gran escenario, y venderíamos  entradas, ¡que bien!, se me acaba de ocurrir otra medida para los papis mercados, más ingresos con la venta de entradas a estos eventos, además, esto creo que también lo hacían en la antigüedad, la verdad es que pensando un poco, esto ha ocurrido ya demasiadas veces en la larga y triste historia de la humanidad, es una pena no ser nosotros los descubridores exclusivos de estas medidas tan eficaces para el sistema, creo que hasta hubo civilizaciones que ya despeñaban por los acantilados a los mutilados, deformes y deficientes, otros creo que los echaban a los leones, y hasta hubo alguien ya en la era moderna que los gaseaba, la verdad es que a lo largo de la historia tenemos muy diversas formas de exterminio, a cual más atractiva, pero en nuestra época aprovechando que  estamos en los tiempos de la imagen, y la comunicación creo que es más apropiado ,el espectáculo publico, o como decimos ahora, reality show, a todo esto, claro está, habría que sumar derechos de retransmisión por TV, además los medios escritos podrían hacer buenos contratos de publicidad, las paginas más sangrientas, las más caras, ¡joder!, a medida que escribo encuentro más ideas de las que, a buen seguro, le gustan a los mercados. Cuando lean esto, si llegan a leerlo, seguro que babean de gusto, ya me puedo imaginar, a los brokers, creo que se escribe así, corriendo por los pasillos de Wall Street, contratando acciones de las empresas que lograron hacerse con los derechos de estos espectáculos, aunque creo que habría que dejar también parte del mismo para la liturgia, buenos sacrificios a los dioses, para que se calmen, se me ocurre, por ejemplo, niños deficientes, quedaría muy bien y además “mataríamos” dos pájaros de un tiro, porque una vez eliminados no generarían gastos al sistema, cuanto más pronto, menos gasto, y estarán conmigo en que esta clase de ritual sería de lo más vistoso.

Y hablando de religiones creo haber leído en alguna parte que ya en el pasado hubo alguien al que se le hincharon las pelotas con esto de los mercados, puesto que llegaron a instalarse para realizar sus negocios en el lugar destinado al culto de sus ideas, un tal Jesús, creo que se llamaba, y según dicen los echó a latigazos. Verán, que esto que nos pasa ahora parece que no es nuevo. Pero ahora que recordamos a este personaje, me gustaría saber por qué sus actuales seguidores, más bien, sus dirigentes, no se han puesto a la cabeza de las protestas y por qué no han sacado el látigo para expulsar a estos dioses paganos, por qué, como parece que hizo su antecesor, no han tratado de movilizar a las masas para cambiar el sistema. Sospechoso, ¿Verdad?

Después de todas estas reflexiones, no puedo por menos que estar al borde de la nausea cada vez que veo en un telediario las sesiones de sus señorías pensando que ofrecer a estos nuevos dioses, o más bien esperando que sus portavoces, (como parece que ocurría en la antigüedad, a través de ese artilugio,” Arca de la Alianza”, creo que se llamaba, ahora se llaman agencias de calificación  “Moody’s”, por ejemplo) se pongan en contacto con ellos para comunicarles las medidas que deben tomar.

Pero en el horizonte asoma un pequeño brillo de esperanza y creo que debería ser motivo de alegría para todos ver que por fin hay gente que ha despertado y cargados de una justa indignación están dispuesto a combatir esta nueva, o vieja, porque en el fondo creo que viene acompañando a la humanidad desde hace mucho muchísimos años, decía, esta dictadura, ojala y todo este movimiento que nace pueda cambiar este mundo, que estemos ante un hito en la historia de la humanidad, que seamos capaces de combatir toda esta mierda, presiento que el nuevo movimiento es como una marea pero que solo avanza, nunca habrá retroceso en la ola, cada vez más gente se suma a la misma, hasta que lleguemos a ser millones, trabajadores, jubilados, buscadores de sobras en los mercadillos, todos, de toda condición, raza, sexo, todos, seres humanos, quiero creer que todavía hay solución para la humanidad, eso sí, esta pasa por derrocar al los nuevos dioses para siempre, y me da igual como sea, ya dije antes que uno que ahora es santo lo intentó a latigazos, pues si ha de ser así, que así sea.

Pido disculpas por mi mala redacción, y por supuesto por las ideas que aporto irónicamente,  fruto todo ello de mi escasa formación, pero esta nace de la ira que se ha adueñado de la razón, y por tanto, de mi corazón, y éste  me pedía escribir lo que siento y lanzarlo al mundo, no quiero ser ofensivo con nadie, y pido perdón desde aquí si alguien se siente ofendido, pero que quede claro que lo he escrito tal y como lo he sentido, no obstante pienso que esta labor debería ser de otros que manejan mejor la pluma, y saben encontrar las palabras adecuadas, pero lamentablemente echo en falta a muchos de ellos, es la hora de que intelectuales de todo el mundo se comprometan, y escriban, y nos cuenten lo que está pasando, ellos en sus manos tienen más poder del que se imaginan, y necesitamos que lancen al mundo sus voces, entre todos tenemos que desenmascarar a los malditos mercados y arrojarlos de nuestras vidas para siempre, estas plumas comprometidas tienen que formar parte de la marea, una marea que no dejará de crecer hasta que en este mundo no quede nadie rebuscando su alimento y su dignidad entre las basuras.

Anuncios
La crisis económico-energética del sistema capitalista explicada con palabras sencillas en un curso audiovisual de veinte lecciones
Para los que tengan tiempo y quieran bucear un poco en el tema de la crisis:

La terrible crisis económica que actualmente padece nuestro planeta amenaza con llegar a ser una reedición posmoderna de las epidemias de peste bubónica que asolaban el medievo y ante las cuales el ciudadano común se sentía totalmente desprotegido. Ahora, igual que entonces, nadie entre los poderosos parece saber cómo atajarla, pero todos perciben –aunque no lo digan– que las consecuencias pueden ser devastadoras, no sólo en cuanto a la ingente cantidad de riqueza que ya se ha destruido (y se seguirá destruyendo), sino también en cuanto a la amenaza de desempleo generalizado, hambrunas, miseria y muerte, que está haciendo añicos la supuesta invencibilidad del capitalismo. Y lo peor es que los gobiernos occidentales –que controlan el mundo– no parecen haber aprendido la lección de sus errores y siguen incidiendo en la misma medicina  de inyectar dinero virtual que los ha conducido a este callejón sin salida, algo así como si a un diabético en estado de coma se lo tratase con infusiones de glucosa.

Es en este contexto de confusión generalizada donde brilla con luz propia el Crash Course que hoy presentamos, una herramienta educativa esencial para quienes vislumbran que la única salida a la crisis consiste en olvidar el sofisma de que el crecimiento infinito es posible en un planeta finito como el nuestro. El Crash Course no ofrece milagros. Al contrario, se esfuerza en deconstruir las falacias sobre las que se basa el capitalismo en su presente estado: dinero que es puro papel sin respaldo alguno, deudas impagables, militarismo, desaparición del ahorro… y crisis energética inminente a modo de espada de Damocles, todo ello combinado en un cóctel letal.

El curso está estructurado en 20 capítulos para su visualización en PowerPoint y su mejor virtud es que ofrece una lección de realismo a quienes lo toman, alejándolos de ese mundo de ficción en que políticos, banqueros, economistas tradicionales y medios de comunicación “encierran” a los indefensos ciudadanos globales. No hay salida posible si las cosas no cambian, nos dice Chris Martenson –un antiguo vicepresidente de la multinacional farmacéutica Pfizer reconvertido en activista antisistema, en la estela de Joseph E. Stiglitz–, pero no se detiene ahí, sino que añade estrategias de cambio. El cambio es posible y saludable, concluye Martenson, pero sólo si nosotros estamos dispuestos a intentarlo.

Atenea Acevedo y Manuel Talens

El Crash Course en español se publicó en www.chrismartenson.com el 8 de agosto de 2009.

Sobre el autor, Chris Martenson

Atenea Acevedo y Manuel Talens son miembros de Rebelión y Tlaxcala, la red de traductores por la diversidad lingüística. El Crash Course en español se puede reproducir libremente a condición de respetar su integridad y mencionar al autor, al traductor, a la locutora y la fuente.

Miren Etxezarreta РLa Deuda P̼blica y el Pacto del Euro from ATTAC.TV on Vimeo.

Miren Etxezarreta es Catedrática Emérita de Economí­a Aplicada de la Universidad de Barcelona y Doctora por la London School of Economics. En esta entrevista Miren nos explica quiénes son los causantes de la explosión de la deuda pública, a quiénes favorece, a quiénes perjudica, cuál es la política de la Unión Europea sobre esto (Pacto del Euro) y cuáles son las alternativas. Además reflexiona sobre los distintos tipos de economistas, los que miran más la realidad y los que miran la realidad de los poderes fácticos del mundo del dinero.

Más vídeos de ATTAC: http://vimeo.com/attactv/videos

 

Fuente: Blog de Eduard Punset

En tiempos de crisis la manada recurre, evolutivamente, a los jóvenes para el liderazgo. Así ocurrió también en la Transición de la democracia después del franquismo. A nivel político todo el mundo lo recuerda; a nivel social aporto el ejemplo que viví personalmente: a mi regreso a España a mediados de la década de los 70, después de 20 años fuera, acepté la dirección de un servicio de estudios en la banca. En poco tiempo pude constatar cómo los tres presidentes de los primeros bancos del país fueron apartados o absorbidos por otros; no entendían nada de los cambios que estaban ocurriendo en la economía y mercados monetarios, a pesar de su probada experiencia anterior, hasta tal punto que las instituciones implicadas optaron, acertadamente, por recurrir a dirigentes mucho más jóvenes.

Ahora bien, cuando se cumple este proceso y las nuevas generaciones de políticos defraudan a la manada, esta se da cuenta de la inutilidad de haber apartado a los mayores y suele generalizarse una ola de desencanto. Esto es lo que ha ocurrido, muy probablemente, en la actualidad.

Las barreras de entrada en el mercado político son casi infranqueables. Es por ello, uno de los sectores en los que resulta más difícil innovar. La mayoría de los ciudadanos se sienten ahora frustrados de que no salgan iniciativas regeneradoras desde dentro del sistema. En esas circunstancias, la acción de los jóvenes es todavía más indispensable. ¿Cuáles son las pautas que se desprenden del proceso de renovación del nuevo pensamiento social?

De forma gradual pero continuada, ir superponiendo a la cultura de división entre derechas e izquierdas -que condujo a la cruenta guerra civil- la división más productiva entre los que están delante de las masas y los que están detrás. Esa tradición heredada, como casi todas las tradiciones, está causando daños irreparables en la cristalización de un nuevo pensamiento social y renovado.

La plaza del Sol de Madrid, el 18 de mayo, abarrotada de personas indignadas por el estado de la democracia (imagen: usuario de Flickr).

El nuevo pensamiento entraña, en segundo lugar, la renuncia a la violencia que, en el caso de España –uno de los pocos y grandes países que sucumbió a los horrores de la guerra civil-, es innegable. A escala mundial, científicos como Steven Pinker y otros han demostrado ya que, en contra de lo que muchos creen, están disminuyendo los índices de violencia en las sociedades modernas y aumentando los de altruismo; nos ha precedido un pasado horrible y cruel que está en la mente de todos.

La introducción del aprendizaje emocional en el sistema educativo constituye un instrumento imprescindible para consolidar ese objetivo. La democracia recuperada ha fallado en garantizar a la juventud un nivel de ocupación adecuado: la tasa del 45% de jóvenes parados es inaceptable. Yo creo –en contra de la opinión de muchos mayores e incluso de jóvenes-, que el sistema educativo es en gran parte responsable de esa situación, al no suministrar las nuevas competencias necesarias en la sociedad del conocimiento; el sistema educativo sigue enfocado a garantizar las competencias para conseguir trabajo en la sociedad reflejo de la revolución industrial y no de la nueva sociedad del conocimiento. Trabajar en equipo de modo cooperativo y aprender a gestionar sus emociones son dos de las competencias clave en el mundo que se avecina.

Tras el enunciado del recurso hacia los jóvenes, renuncia a la violencia e introducción de la gestión emocional en el sistema educativo, procede corregir los errores que han caracterizado la vida política en los últimos años. Es impensable que puedan conseguirse, de la noche a la mañana, todas las aspiraciones de los últimos dos mil años. Tendrán que aflorar solo las imprescindibles, que respondan al sentir mayoritario en la situación actual.

En primer lugar, está la falta de transparencia y legitimidad del sistema electoral. El derecho de libre elección de los representantes de los ciudadanos ha quedado reducido a la asignación burocrática de los elegidos por los comités permanentes de la dirección de los partidos políticos. Es urgente corregir esta fuente de resentimiento popular, cuya aplicación se justificó durante la Transición política para fortalecer a los partidos que habían sobrevivido a duras penas la dictadura franquista

El cese de la interferencia de los partidos en el poder judicial para preservar la división de poderes entre el legislativo, ejecutivo y judicial constituye otra de las grandes reivindicaciones pendientes que reclama la sociedad española.

La eliminación de la corrupción en los procesos urbanísticos que ha permitido concertar la financiación de los partidos políticos en detrimento del necesario cuidado y protección del paisaje y de la naturaleza, son otras de las prácticas que no admiten más demoras.

Por último, la comunidad científica consensuó en el siglo XX que no éramos únicos –en contra de las tesis del pensamiento heredado-, sino solo distintos del resto de los animales. Ahora, liderada por los neurólogos más reconocidos, la comunidad científica acepta que somos únicos, pero gracias a las redes sociales cuya libertad de acceso es preciso salvaguardar; el intercambio de conocimientos, chismorreos y genes dan paso a una nueva civilización que no necesitara dos mil años para cristalizar sino unos pocos. Las redes sociales confieren un gran peso a la manada; el peligro estaba cuando ese gran peso podía ejercerlo un solo individuo.

La existencia de redes sociales da mayor universalidad y un impacto más rápido a las propuestas, pero sigue exigiendo un periodo de reflexión y maduración de las mismas. Después habrá que buscar puentes de contacto y comprensión con las corrientes políticas dentro del sistema, que puedan contribuir a impulsar las reformas. Por último, la más modesta preparación de un plan de contingencia si fallaran las medidas anteriores exigiría, con toda probabilidad, una mayor presencia pacífica en las calles y articulación de apoyos políticos ahora inexistentes.

La vida misma es el equilibrio entre las fuerzas agresoras y contaminantes por una parte y la capacidad celular para regenerarse por otra. Cuando la segunda no está a la altura de la primera sobreviene la muerte. Yo creo, sinceramente, que la protesta ha recordado la necesidad de neutralizar las fuerzas agresoras que, a fuerza de niveles exagerados de impotencia, desencanto y desánimo podrían poner en peligro el equilibrio social. Ese toque de atención era imprescindible porque no se oía nada relevante desde el interior del sistema.

America, de la libertad al fascismo from Rafael Palacios on Vimeo.

Legendario (aunque reciente) documental del productor de Hollywood, Aaron Russo, en el que disecciona la historia de los bancos centrales y del impuesto sobre la Renta. Imprescindible para conocer la Realidad.

Que el título es muy fuerte es lo primero que se puede pensar, pero es que el contenido del vídeo también lo es.

Si quieres indagar más, puedes ver zeitgeistmovie.com
Zeitgeist se clasifica como un documental antisistema. No es que estemos de acuerdo con todas las opiniones expresadas en él, pero consideramos que cada uno tiene derecho de saber y juzgar por sí mismo, guiado por su propia razón. El saber no ocupa lugar.

Eduardo Galeano
http://www.tv3.cat/ria/players/3ac/evp/Main.swf